Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

About us in Media

El último truco de Georges Méliès, teatro para explicar el cine fantástico

RTVE, 6 de marzo de 2015

Fuente

El cine es magia. Si pudiéramos poner un teatro dentro de la mente capaz de representar fantasías sin límites, ¿no es eso magia?. Una idea parecida debió pasar por la cabeza del inventor francés Georges Méliès (París, 1861-1938) cuando en 1895 asistió a la primera proyección cinematográfica de la historia, aquella tan famosa que organizaron los hermanos Lumiére, y contempló los empleados de una fábrica, gente de carne y hueso, caminando bajo el haz de luz del proyector.

El cine para Méliès era la fórmula para lograr el truco perfecto. Tras perfeccionar sus propias cámaras y un método para crear imágenes fantásticas en movimiento, se puso a rodar llevando a la pantalla los relatos de Julio Verne e incluso un cohete al espacio que logró aterrizar en la Luna, un satélite gruñón de celuloide en blaco y negro.

Méliès se convirtió en el precursor de la ciencia ficción. Una ciencia ficción, eso sí, filmada en un espacio escénico parecido al de un teatro; el cine de primeros planos tal y como lo conocemos lo estaba poniendo a punto por esos años David Griffith en los Estados Unidos.

Ahora, entre los días 6 y 8 de marzo en Madrid, "es George Méliès quien relata a los niños desde un escenario esta historia de magia y descubrimiento", el nacimiento de la fantasía en el cine, explica a RTVE.es Slavomila Pevna. Su agencia ha traído a España a la compañía de teatro checa Drak Theatre para representar la obra El último truco de Georges MélièsLas funciones tendrán lugar los días 6 y 7 de marzo en los Teatros del Canal en la capital y el 8 de marzo en el Teatro del Bosque en Móstoles.

Trucos en el teatro, para explicar la magia del cine

Sin palabras, como aquel cine primigenio, con proyecciones y juegos de luz, un viejo Georges Méliès se dirige a los niños " y sobre el escenario explica cuál fue el inicio del cine y la fotografía", detalla Pevna. Y, continúa, la mejor forma de hacerlo es "utilizando sus trucos, los mismos que empleaba en sus películas fantásticas. En realidad, en esta historia Méliès es tan viejo que este será su 'último truco'".

La idea fue creciendo durante años en la mente y en el corazón de Jirí Havelka, el director de la obra. "Desde que era muy pequeño quiso hacer una función sobre Méliès", comenta su enlace en España, "un personaje que fue el primer mago del cine (...) a medio camino entre el teatro y el cine, Georges Méliès utilizó el cine para realizar lo que podrían ser trucos impecables en el teatro".

La compañía de teatro Drak crea funciones "para niños de tres años hasta jóvenes crecidos", añade Pevna. La función se enmarca en la XIX edición de Teatralia, un festival internacional de teatro destinado a los más jóvenes. "Entre el 6 y el 21 de marzo 19 compañías, 11 internacionales y 9 españolas, darán 111 funciones en 42 teatros de 30 municipios madrileños", detalla a RTVE.es Charo Martín Crespo, directora del festival. 

Mundos impensables como Avatar, dragones cabalgados por niños de carne y hueso, robots gigantes o los verosímiles viajes interestelares que atraviesan galaxias y dimensiones, parecen lejanos de aquel accidentado aterrizaje con el que Méliès acertó a la Luna en el ojo derecho.

Pero la intensidad de los latidos y la emoción que los produce son las mismas. Aunque media un siglo entre los hipermusculados ordenadores de la moderna tecnología y los planos rodados artesanalmente fotograma a fotograma en un taller, la fórmula del mago Méliès sigue funcionando.