Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

About us in Media

Los villancicos checos sonarán también en Madrid

radio.cz, 2. 12. 2015

Estas Navidades los villancicos checos también sonarán en la capital española. La tarde del 9 de diciembre se cantarán al aire libre, junto al Auditorio Nacional de Música, seis canciones navideñas checas, además de otras muchas piezas españolas e internacionales.

Como en años anteriores, los checos residentes en Madrid saldrán a la calle el 9 de diciembre para cumplir su tradición de dar la bienvenida a las Navidades cantando villancicos al aire libre. En esta ocasión sin embargo no cantarán solos. Les acompañará la big band y el coro de la Orquesta Sinfónica Chamartín, y cualquiera que desee sumarse al evento.

Precisamente la idea es reunir en la plaza Andrés Segovia, junto al Auditorio Nacional, al mayor número de personas, explica el presidente de la Fundación Orquesta Chamartín, Julio Moreno.

“La agrupación Celeste 21 es una big-band que tiene 32 músicos, más todos los músicos checos que se incorporan, que no sabemos hasta última hora cuánta gente se va a incorporar con nosotros. Y luego cantan todos los que estén en la plaza. Hemos convocado a la gente, y la idea es todo el mundo cante con nosotros. Vamos a repartir 2.500 programas con la letra para la gente que se anime”.

Se trata de una ocasión insustituible no solo para conocer los principales villancicos checos, sino también para participar de la tradición centroeuropea de reunirse en la calle para cantarlos y hacer de ello un acontecimiento social, prosigue Moreno.

“El grupo orquestal y el grupo coral es simplemente para animar. Para tirar de la gente. Aquí en España no hay costumbre de cantar al aire libre, entonces para que la gente se anime y que cantemos todos se han buscado arreglos que sean muy fáciles de seguir”.

Difundiendo los villancicos checos en España

La iniciativa parte del Club de Checos y Eslovacos de Madrid, que deseaba sumarse al proyecto del diario Deník ‘Chequia canta villancicos’ (‘Česko zpívá koledy’), bajo cuyo paraguas se organizarán el mismo día conciertos similares en muchas ciudades checas y del extranjero.

Las reglas del evento establecen las canciones que no pueden faltar en el repertorio, y con las que comenzará el concierto, detalla Moreno.

“Deník establece la convocatoria. Nosotros nos hemos sumado a ella. Había tres villancicos que eran fijos, que se tenían que hacer en cualquiera de los casos, que eran ‘Nesem Vám Noviny’, ‘Narodil se Kristus Pán’ y ‘Půjdem spolu do Betléma’ y luego otros tres que se seleccionaban de entre diez por una suscripción a votación”.

A estas tres piezas, cuyos títulos podríamos traducir como ‘Os Traigo Noticias’, ‘Ha nacido Cristo’ y ‘Vamos juntos a Belén’, se añaden ‘Qué hermoso eres, Niño Inocente’ (‘Jak jsi Krásné, Neviñátko’), ‘Pastaban las Ovejas de Valaquia’ (‘Pásli Ovce Valaši’) y ‘La Navidad, la Navidad viene’ (‘Vánoce, Vánoce přícházejí’). A pesar de que la pronunciación checa es complicada para los hispanohablantes, el trabajo del coro de la Orquesta Sinfónica Chamartín alcanza un nivel muy alto, afirma Jitka Loucká, de la Cámara de Comercio Hispano-Checa, que ha podido presenciar los ensayos.

“Noventa cantantes cantando villancicos checos. Tienen la letra apuntada como se pronuncia. He oído algunas partes y se entiende fenomenal, hacen mucho énfasis en que se entienda, para que de verdad sientan lo que cantan. Y es muy bonito”.

No se trata sin embargo de nada excepcional. El coro está habituado a interpretar canciones de diferentes idiomas, recuerda Julio Moreno.

“El orfeón está acostumbrado a cantar en alemán, en inglés, es decir, dentro del trabajo del orfeón no solo se hacen piezas de España. El checo les supone un esfuerzo mayor, pero se trabaja para que la gente pronuncie lo mejor posible”.

De hecho, y aunque el plato fuerte son los villancicos checos, el programa continúa después con canciones para todos los gustos.

“Se va a hacer no solo los seis villancicos seleccionados sino también el ‘Ave Verum’, el ‘Salve de Gigantes y Cabezudos’, el ‘Cant dels Ocells’, que es catalán, ‘O Tannenbaum’, que es de Alemania, ‘Oh, Happy Day’, ‘Last Christmas’. Vamos a hacer un repaso de 40-45 minutos de villancicos invitando a la gente a que cante con nosotros”.

Una orquesta entre Chequia y España

La idea de implicar en el tradicional recital callejero de villancicos checos a la fundación Orquesta Sinfónica Chamartín surgió en el seno del Club de Checos y Eslovacos como una manera de convertir el acto en un evento de mayor alcance, explica Jitka Loucká.

“Surgió por iniciativa, aquí en España, del Club de Checos y Eslovacos, porque ellos llevan dos años ya cantando, siempre el día 9 o 10, a principios de diciembre, cuando se canta en la mayoría de las ciudades checas. Y vinieron a preguntar a la Orquesta Sinfónica si querían apuntarse y reunirse, para que este evento se haga un poquito más grande. La idea principal fue que podía ser alguna iglesia en el centro, hacer un encuentro para los ciudadanos checos aquí en Madrid”.

Y es que la fundación dirigida por Julio Moreno se halla fuertemente vinculada a la República Checa, donde posee una delegación. La colaboración surgió así de forma natural.

“Es una fundación internacional. Nosotros tenemos la fundación Orquesta Sinfónica Chamartín checa, que tiene la sede en Vracov, entonces tenemos mucha afinidad con todo el mundo checo. En Vracov tenemos nuestras actividades culturales, nos vamos nutriendo de toda la música morava. Apoyamos a un grupo folclórico que se llama Marýnka, hemos hecho conciertos con Ondráš. Entonces cuando nos planteó la Asociación de Checos y Eslovacos lo del día de los villancicos, que se hacía en la República Checa y en algunos países, nos pareció una idea preciosa”.

Después de los villancicos el evento concluirá con un cóctel navideño después del que, seguramente, se continuarán cantando canciones hasta la madrugada.

Fuente