Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

About us in Media

La mierda arde también en España

radio.cz, 13.10. 2016

La colección de relatos ‘La Mierda Arde’, de Petr Šabach, un clásico de la literatura checa de los años 90, aparece finalmente en castellano. Best seller en su país de origen e inspiración para las películas ‘Casas Acogedoras’ y ‘Pupendo’, ‘La Mierda Arde’ destaca por retratar la Checoslovaquia de los años 50 y 60, las relaciones familiares y las miserias humanas con un humor ácido y surrealista.

En un autobús una pareja de amigas habla sobre las compras que han hecho y sus muňecos de peluche. Al otro lado dos amigos discuten acaloradamente sobre si los excrementos pueden arder o no. Son dos mundos separados por algo más que el pasillo entre los asientos: por una distinta percepción de la realidad determinada por el género.

Así introduce Petr Šabach su colección de relatos ‘La Mierda Arde’, publicada en la República Checa en 1994 y que ahora acaba de ver la luz en español gracias a la editorial Huso y con traducción de Kepa Uharte.

El volumen está formado por dos cuentos cortos: ‘La Apuesta’ y ‘Belleveu’, y por una novela corta, ‘Agua con Zumo’. Con lenguaje ingenioso y rico en registros, Šabach retrata las gentes, lugares y relaciones que marcaron su infancia, transcurrida en la Checoslovaquia comunista de los años 50 y 60, empleando para ello un punto de vista satírico, agridulce y en ocasiones cáustico.

El humor es precisamente el puente que puede ayudar a salvar la distancia que separa la realidad checa de la española, según el autor.

“No tiene solamente la descripción de aquella época, sino también, o eso espero, humor. Y ese humor debería ser comprensible. Cuando hablé con la editora, esta dijo que las primeras reacciones son fantásticas. Pero veremos, rezaré para que de alguna manera encaje con los modos españoles, de los que no tengo ni idea. Mi única esperanza es que de alguna manera el humor que emana del libro resuene en los lectores españoles”.

La base local, casi costumbrista, de ‘La Mierda Arde’, llevó a que se tradujera rápidamente en países con historias parecidas, como Ucrania, Bielorrusia y Polonia. Su publicación en Espaňa es pues, a su manera, pionera, y de momento no parece funcionar mal. La primera edición, aunque escasa, se agotó en las primeras semanas.

De lo particular a lo universal

El cuento que abre el volumen, ‘La Apuesta’, cuenta la chiquillada protagonizada por dos ancianos en una taberna, que compiten para ver si uno de ellos puede pasar dos minutos sin respirar, causando un completo desastre y provocando las iras de la camarera. En ‘Belleveu’, una niňa anuncia a su familia que desea cambiar de sexo y convertirse en varón. Tras contemplar desde el tejado cómo transcurre el día para los hombres de su familia, queda convencida de que han disimulado todo el patetismo posible para disuadirla.

El anunciado hilo conductor de la diferencia de puntos de vista queda aún más patente en la novela corta ‘Agua con Zumo’, en la que se sigue el paso de la infancia a la adolescencia del protagonista, que cada vez se siente más alejado de su marco familiar y la ideología comunista de su padre.

Es precisamente la presencia de temas universales lo que hace que el libro siga siendo actual veinte años después, opina Šabach.

“No lo escribiría de otra manera, y si tuviera que volver a escribirlo hoy lo haría seguramente peor. Aunque no era mi primer libro, lo tomo como tal, y a la hora de escribirlo le di todo lo que quería darle. Es cierto que el tema me es ahora un poco alejado, pero lo revisité con motivo de la traducción española y creo que sigue siendo actual, que todo sigue siendo válido. No es un libro que haya envejecido demasiado”.

Inspiración para cinco películas

‘La Mierda Arde’ fue uno de los grandes éxitos de la ola de literatura checa que eclosionó en los años posteriores a la caída del comunismo y que tenía como denominador común su irreverencia, frescura y punto de partida crítico. Compartiendo escena con autores como Michal Viewegh, Jáchym Topol o Emil Hakl, Petr Šabach se situó en primer plano sobre todo gracias a la adaptación cinematográfica de varias de sus obras. 

‘Agua con Zumo’ sirvió de base argumental para las películas de Jan Hřebejk ‘Casas Acogedoras’ (‘Pelíšky’, 1999) y ‘Pupendo’ (2003). El mismo director llevó al cine otro otra de las piezas de Šabach ‘Los Aňos del Chacal’(‘Šakali léta’, 1993), en forma de la película musical y más tarde otro de los relatos de Šabach, ‘Yo, bien’ (‘U mě dobrý’, 2008). Su novela corta ‘Carnet de Identidad’ (‘Občanský průkaz’) llegó al cine en 2010 de manos de Ondřej Trojan.

La primera publicación de Šabach fue la colección de cuentos ‘Cómo ahogar Australia’ (‘Jak potopit Austrálii’) de 1988, y además de ‘La Mierda Arde’, entre sus obras sobresalen por ejemplo ‘Abuelas’ (Babičky’) de 1998 y ‘Los Plátanos Borrachos’ (‘Opilé banány’) de 2001.

Lo breve, si bueno…

La obra de Šabach se caracteriza por la brevedad de sus piezas, que oscilan entre el relato y la novela corta. El autor comenta así su afición por este formato.

“En general me convienen las dimensiones del relato, ya que para las cosas más largas soy demasiado impaciente. Si tuviera que compararlo con otro campo distinto de la escritura, la música por ejemplo, yo me compararía con un cantautor. Pero no desde luego con el compositor de una sinfonía. Y una novela es comparable con una sinfonía. Yo no soy ningún Kundera, ni alguien capaz de concebir una pieza fundamental y extraordinaria, una novela de la que se hablará durante años. En parte porque no doy para eso. Me falta educación y un montón de cosas. Pero estoy satisfecho con lo que hago”.

Cada formato tiene además sus características, y ha de adaptase a lo que quiere decir, continúa.

“Otra cosa es la poesía. Yo de poesía no sé, pero en ocasiones me he decantado por expresar algo en forma de poesía. Por suerte no tiré esos poemas y luego pensé que de algunos de ellos se podría escribir un relato. Y alguno me sirvió como la idea básica para un cuento. Y de un cuento se puede hacer una novela corta, si a uno se le enciende la bombilla y se da cuenta de que sería posible y de que sería una lástima darle forma de cuento porque hay un montón de cosas que así se quedarían sin contar”.

La narrativa de Šabach, entre tierna y corrosiva, sarcástica, llena de recursos y combinación de lenguaje formal e informal, y sobre todo muy pegada a un contexto social e histórico determinado, le han garantizado la posición de uno de los escritores mejor considerados del país. Solo de ‘La Mierda Arde’ se han vendido más de 150.000 ejemplares.

Petr Šabach fue galardonado este aňo con el premio Karel Čapek, otorgado por el PEN Club de la República Checa. Su última obra, de 2015, es la recopilación ‘Y por fin Navidad’ (‘A nakonec Vánoce’), que comprende tres cuentos ambientados en Massachusetts, Estados Unidos, donde vive su hijo y sus nietos.

Fuente