Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

About us in Media

Brundibár, de Hans Krása. Cuento para niños

elcorreogallego.es, 17. 12. 2016

Brundibar de Hans Krása para el Teatro Principal-20 h.-, en las programaciones de Amigos de la Ópera de Santiago, también de Amigos de la Ópera de Vigo y con la colaboración de la Embajada Checa y el Centro Checo de Madrid, en la que participarán la Escolanía de la Catedral, Anxos de Compostela, que dirige desde su fundación José Luís Vázquez, formación coral que renació en 2008, recuperando un coro infantil que dejó de existir en los años setenta. En la parte instrumental, contaremos con la Orquesta Praeludiun dirigida por Mateo Iglesias Seone y para la dirección escénica y el monólogo previo, tendremos a Candido Pazó. Krása, checo y judío por parte de madre, fue discípulo de Zemlinsky y se educó en el ambiente musical de las vanguardias, convirtiéndose en un típico representante de los compositores que en la Exposición de Düsseldorf de 1938, cabría en el saco de los calificados como músicos degenerados, por el régimen nazi. Brundibar, el cuento-musical que hoy nos acompaña, resulta una historia sencilla y triste por los dos infantes protagonistas, obligados a mendigar y sañudamente perseguidos por el malvado organillero Brundibar (Abejorro en checo), aunque la ayuda de sus compañeros contribuirá al final feliz de la historia. El libreto, fue labor de su amigo Adolf Hoffmeister, también dibujante y caricaturista y el resultado se completará en 1938, en una Checoslovaquia ya invadida. Los dos, años antes, dieron a conocer una canción para la pieza teatral “Anna dijo no”, que conocería una notable aceptación pública, por lo que se llegaría a decir que todos los gorriones de los tejados de Praga la silbaban. En todo momento, estamos ante un mundo ingenuo, que volveremos a encontrar en la ópera Verlugung in Traum (esponsales en sueños), que tiene un registro discográfico dirigido por Lothar Zagrosek.
El Teatro Real de Madrid, la incluyó con la dirección de Jordi Francés y una puesta escénica de Susana Gómez, en una coproducción del Gobierno de Navarra, la Fundación de la Ópera de Oviedo y la ABAO, con la Ópera de Cámara de Madrid y la Escolanía del Orfeón Pamplonés, además del coro de niños de la Fundación Artemus. Brundibar fue compuesta en 1938, el autor acabaría reinstrumentándola para medios más modestos, para el año amargo del confinamiento en el campo de concentración de Terezin, y cuyos obligados ensayos, se llevaron a cabo en penosas circunstancias, en un sórdido granero, sirviéndose para la ocasión de un armonio desafinado. También Brundibar fue utilizado aviesamente por los nazis en Terezin, en 1944, para intentar ocultar una realidad que eran de dominio púbico. Esa producción del Teatro Real, recibió la visita de Dagman Lieblova, superviviente de Terezin, rememorando aquellos infames horrores. La revisión apurada de Krása, permitió que el cuento-operita se representase en setenta ocasiones y la posteridad retomó en testigo, siendo en la actualidad un recordatorio que aumenta su interés con el paso del tiempo y un registro discográfico, nos encontramos con el divulgado por la productora Naxos, con la dirección de Gerard Schwarz o la de llevada a cabo por el Coro e instrumentistas del Colegio de Santa Úrsula de Freiburg, con María Véronika Grüters, en la que también se incorporada el Himno de Theresienstadt de Schwenk.

Fuente