Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

About us in Media

El Youtube del teatro

elpais.com, 25.04.2018

Ocho obras de pequeño formato reflexionan hasta el domingo sobre la privacidad en Microteatro por dinero

 

 

 

 

 

 

 

De espaldas, los actores Rosana Blanco, Verónica Polo y Jesús Granda representan la obra de microteatro 'Planes'.
De espaldas, los actores Rosana Blanco, Verónica Polo y Jesús Granda representan la obra de microteatro 'Planes'. CLAUDIO ÁLVAREZ

 

 

 

 

 

 

 

¿Existe la privacidad en la época de Facebook? ¿Cómo afectan las redes sociales a nuestra intimidad? Wikileaks, Cambrigde Analytica y otros escándalos sobre el mal uso de datos personales motivaron al Goethe Institut de Washington a reflexionar sobre la privacidad en el siglo XXI. A través de la red Eunic España, la idea se transforma ahora en Microteatro por privacidad. Una mirada a Europa, una iniciativa que acerca a Madrid ocho obras cortas escritas por autores europeos que ahondan en estos problemas y que podrán verse en la sala Microteatro por dinero (Loreto y Chicote, 9) hasta el domingo.
“Este es un proyecto magnífico, porque no existe un teatromás privado que este. Somos casi como el Youtube del teatro, una plataforma en la que metemos un tema y salen conceptos que se transforman en obras”, explica Miguel Alcantud, creador del concepto de microteatro por dinero, en el que actores y un público muy reducido (como mucho, 15 personas) comparten espacio en una sala minúscula. Coincide Reinhard Maiworm, director del Goethe Institut Madrid: “El formato del microteatro era el ideal para llevar a cabo esta reflexión, porque son obras de entre cinco y quince minutos, que es el grado de atención que podemos esperar hoy en día por parte del público. Lo que dura un vídeo para móvil”.
El representante del instituto alemán considera que “la tecnología rompe el contrato social que garantizaba la privacidad, la red sustituye a la vida real por otra vida con una realidad fuera de nuestro control”. Así, por ejemplo, “hace tiempo un amigo era alguien cercano, de confianza, pero hoy puedes tener 500 o 1.000 amigos en Facebook, por lo que el concepto toma otro significado”.
De izquierda a derecha, las actrices Ascen López, Veki Velilla y Sonia Castelo en la obra 'Au revoir Cinderella'.
De izquierda a derecha, las actrices Ascen López, Veki Velilla y Sonia Castelo en la obra 'Au revoir Cinderella'. CLAUDIO ÁLVAREZ
Desde hoy, la sala exhibe ocho obras europeas adaptadas por españolesAu revoir cinderella, de Alex Lorette (Bélgica), adaptada por Nancho Novo; La Memoria, de Mihaela Michailov (Rumania), llevada a escena por Carolina Román; Desburkanización, de Rachida Lamrabet (Bélgica), adaptada por Yolanda Barrasa; Planes, de Felicia Zeller (Alemania), adaptada por Miguel Alcantud y Patricia Gorlino; @Hotmigrants, de Paco Bezerra (España), dirigida por Víctor Sánchez; Váciate los Bolsillos, de David Greig (Reino Unido), dirigida por Julián Fuentes; Mi refugio, de Clemens J. Setz (Austria), dirigida por Damià Serra, y Totalmente conectados, de Tereza Velankova (República Checa), de la mano de Carlos Be. “Todas las obras son proyectos conjuntos para que nos sintamos más europeos”, dice Miroslawa Kubas-Paradowska, directora del Instituto Polaco de la Cultura, que coordina Eunic España, red que aglutina a los institutos europeos de cultura e impulsa la iniciativa. Desburkanización, por ejemplo, reflexiona sobre algo tan privado como la forma de vestir. “Habla sobre todas las mujeres del mundo, porque al final siempre nos dicen cómo tenemos que vestirnos”, señala la directora, Yolanda Barrasa. En Planes, tres actores nos hacen plantearnos hasta qué punto nos determinan las modas, las redes sociales, aquello de lo que todo el mundo habla.
Una escena de la obra de microteatro 'Planes'.
Una escena de la obra de microteatro 'Planes'. CLAUDIO ÁLVAREZ
Para Nancho Novo, Au revoir Cinderella “es una obra sobre el acoso, que antes se quedaba en el colegio y ahora continúa en las redes. Es una historia humana de denuncia, muy rica teatralmente”. La pieza de pequeño formato combina la actuación de tres mujeres con una pantalla en la que se pueden leer los chats que acongojan a la joven protagonista.

Fuente: https://elpais.com/ccaa/2018/04/24/madrid/1524583771_462478.html