Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

About us in Media

Magia Checa en el Palacio Bauer

galiciadigital.com; 28. 9. 2019

Siguiendo mi tour diplomático asistí a la Fiesta Nacional de la Embajada de la República Checa en el coqueto Palacio Bauer situado en la calle ancha de San Bernardo.

Allí tuve el placer de conocer a una joven promesa del piano español, María Márquez Torres, que tiene nombre de cantante de copla, a la que podríamos bautizar como La Chopin malagueña.

Estábamos sentados en el pasillo de la última fila, La Chopin para proteger su espalda por un afanoso traslado y vuestro intrépido reporter para preservar mis rodillas. Una curiosa afinidad electiva digna de Goethe.

Le pedí un juicio crítico del concierto para GD y me ha enviado una crónica estupenda. La Chopin sabe usar sus manos. Muchísimas gracias.

"Tras unas palabras amables del embajador de chequia empezaron a sonar los primeros acordes del trio clásico Dumky de Antonin Dvorak. Puro folclor eslavo dentro del neoclasicismo europeo. Melancólico y épico.

En sus acordes se respira una estructura clásica, forma sonata y rondó. Dentro de estas formas se comunicaban las nuevas ideas musicales del momento.

Todo ello entremezclado con una interpretación técnicamente rusa. Los tres músicos sabían relajarse muscularmente y proyectar así la vibración que lleva al pleno sonido.

Lo más destacable fue la extrema compenetración en todo momento de sus integrantes. El pensamiento de tres se unía en uno y de ello surgía la belleza checa.

Posteriormente y haciendo honor a su nombre, el trío Smetana formado por el legendario pianista checo Jose Páleníček interpretó al compositor Bedřich Smetana.

La obra elegida fue su trío en sol menor. Romanticismo Checo del joven Smetana.

Obra que dominaban absolutamente y encajaba profundamente en el espíritu de los tres músicos.

La soltura de la interpretación hizo comprender perfectamente sus armonías dandole gran protagonismo al piano. En él la pianista Jitka Čechová tuvo que desplegar toda su técnica en un solo movimiento mental.

Todo ello con un final sublime del primer tema del tercer movimiento del trío en completa sincronización que emocionaba. Apoteósico.

Impecable concierto checo".

Después del concierto narrado por la bella malagueña llegó la hora de refitolear como dicen los castizos en el patio exótico del palacete, ocasión para feria de las vanidades con embajadores, empresarios y artistas y allí estaba de nuevo La Chopin luciendo tipín. Mi equipo se fotografió con los músicos y saludamos al anfitrión, el embajador Iván Jancarek. Nos perdimos copa de vino blanco en mano a saludar a unos y otros y comentar la actualidad del Niño Errejón metido a la gran política. Un aprendiz de brujo.

Me encuentro con Alicia Viladomat una de las más grandes sacerdotisas de la cultura madrileña famosa por descubrir talentos y le presento a Maria Márquez Torres las dos tejen proyectos comunes. Para esto sirven estos saraos en la Villa y Corte de Madrid.

Fuente