Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

Novedades

El Escorial recorre décadas de cine español a través de los carteles checoslovacos

La Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial acoge del 14 de febrero al 7 de marzo una treintena de carteles checoslovacos originales de los años 60, 70 y 80 hechos para publicitar películas españolas en la época. El público tiene la oportunidad de conocer este género artístico único, cultivado especialmente en Checoslovaquia y Polonia, además de disfrutar de una mirada distinta a la cinematografía española.

El cartel de cine checoslovaco es un importante fenómeno de muy particulares características en la historia moderna de las artes aplicadas. Mientras que en el resto de Europa los carteles de cine se hacían con las herramientas de expresión tradicionales, como son las fotografías de los protagonistas, grandes títulos, o dibujos ilustrativos o descriptivos, en Checoslovaquia, a lo largo de treinta años (1959 – 1989), fueron obra de destacados artistas gráficos y plásticos que, en la única actividad creativa con la que podían ganarse la vida, no dudaban en experimentar y trabajar con herramientas de expresión modernas. El cine español que llegaba a las pantallas checoslovacas, especialmente las películas de Buñuel, Berlanga o Saura, inspiró decenas de carteles, de los cuales, esta exposición recoge una treintena que dan una imagen nueva y distinta sobre estos filmes.

En Europa Occidental y Estados Unidos ocupaban la fachada y las vitrinas de los cines sobre todo carteles comerciales, de Hollywood, que mostraban ante todo la cara de los actores. Los artistas de estos países podían dedicarse libremente a la creación, exponer, vender, y por lo tanto no tenían necesidad de buscar a su creación una aplicación ni la forma de conseguir sustento con ella en campos como el del diseño de carteles. Los productores y distribuidores de películas occidentales no buscaban artistas para la confección de carteles, que era encargada sobre todo a estudios de publicidad, que los producía como en serie, uniformes, impersonales, y fácilmente confundibles entre sí.

En la antigua Europa del Este la situación era distinta. Los artistas checoslovacos no tenían que incluir a cualquier precio la cara de los actores en los carteles. Al contrario, podían plasmar en sus diseños su propio lenguaje creativo con libertad, a menudo inspirados por las nuevas tendencias artísticas de entonces, como el pop art, el letrismo, el collage, el fotocollage o la abstracción geométrica, entre otras.

Por cuestiones elementales (la mencionada inexistencia de un mercado del arte y la imposibilidad de exponer) se dedicaban a la creación de carteles y otros trabajos en el campo de las artes aplicadas los artistas plásticos más destacados y con más talento de la época, para quienes el trabajo en las artes aplicadas suponía una de las pocas posibilidades de lograr vivir de su talento.

Gracias por tanto a esa libertad en manos de grandes artistas, los carteles de cine checoslovacos alcanzaron ese nivel de calidad, siendo premiados a lo largo de los años una y otra vez en muchos concursos internacionales. Los carteles de películas checoslovacos, y también los polacos, se convirtieron en leyendas a nivel mundial en el campo de las artes aplicadas. Estos carteles forman parte hoy de la colección de muchas prestigiosas galerías como por ejemplo MoMA en Nueva York o el Museo de Arte Moderno de Tokio.

La exposición en San Lorenzo de El Escorial, coorganizada por el Centro Checo junto a la Casa de Cultura del Ayuntamiento de la localidad madrileña, ofrece un recorrido distinto por la cinematografía española. Los carteles checoslovacos anunciaban de una forma totalmente distinta los clásicos de Luis Buñuel, José Luis Berlanga o Carlos Saura, pero también las comedias de Paco Martínez Soria o protagonizadas por Los Bravos, ya que llegaba un gran número de películas españolas a las pantallas checas.

Los afiches de la exposición pertenecen a la colección del comisario Pavel Rajčan, que a través de su empresa Terry Posters, posée la mayor de su tipo de la República Checa, con alrededor de 10.000 originales impresos entre 1930 y 1989.

Más infromación y carteles de Terry Posters en: http://www.terry-posters.com/  

Horario de apretura:
Lunes-viernes: De 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas
Sábado: de 10:00 a 14:00 horas