Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

Novedades

Barcelona respira el espíritu de las películas de Menzel también en los carteles

Más de una veintena de carteles checoslovacos de las películas de Jiří Menzel acompañan la retrospectiva que le dedica la Filmoteca de Catalunya al director checo del 10 de marzo al 7 de abril. Los carteles de autor son originales de la época de cada filme, cuando en la Checoslovaquia comunista artistas gráficos de vanguardia podían crear sin tener que atender los mandatos de la industria cinematográfica.

Los pasillos de la Filmoteca de Catalunya lucen unas obras de arte poco comunes, que retrotraen a otra época y otro lugar. El cartel de cine checoslovaco es un importante fenómeno de muy particulares características en la historia moderna de las artes aplicadas. Mientras que en el resto de Europa los carteles de cine se hacían con las herramientas de expresión tradicionales, como son las fotografías de los protagonistas, grandes títulos, o dibujos ilustrativos o descriptivos, en Checoslovaquia, a lo largo de treinta años (1959 – 1989), fueron obra de destacados artistas gráficos y plásticos que, dedicados a la única actividad creativa con la que podían ganarse la vida, no dudaban en experimentar y trabajar con herramientas de expresión modernas.

En la antigua Europa del Este los artistas checoslovacos no tenían que incluir a cualquier precio la cara de los actores en los carteles, como sucedía en el occidente capitalista. Al contrario, plasmaban en sus diseños su propio lenguaje creativo con libertad, a menudo inspirados por las nuevas tendencias artísticas de entonces, como el pop art, el letrismo, el collage, el fotocollage o la abstracción geométrica, entre otras.

Gracias a esa libertad en manos de grandes artistas, los carteles de cine checoslovacos alcanzaron ese nivel de calidad, siendo premiados a lo largo de los años una y otra vez en muchos concursos internacionales. Los carteles de películas checoslovacos, y también los polacos, se convirtieron en leyendas a nivel mundial en el campo de las artes aplicadas. Estos carteles forman parte hoy de la colección de muchas prestigiosas galerías como por ejemplo MoMA en Nueva York o el Museo de Arte Moderno de Tokio.

Los afiches de la exposición pertenecen a la colección del comisario Pavel Rajčan,también presente en Barcelona para la inauguración del 10 de marzo, que a través de su empresa Terry Posters, posée la mayor de su tipo de la República Checa, con alrededor de 10.000 originales impresos entre 1930 y 1989.

Más información y carteles de Terry Posters en: http://www.terry-posters.com/  

Filmoteca de Catalunya: http://www.filmoteca.cat/web/