Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

Novedades

Las Visiones Fantásticas de Švankmajer, Starewitch y los hermanos Quay llegan a la Casa Encendida de Madrid

Tras el éxito de la exposición Metamorfosis: Visiones Fantásticas de Švankmajer, Starewitch y los hermanos Quay en el CCCB barcelonés, la muestra se instala en la Casa Encendida de Madrid. Los propios Jan Švankmajer y los hermanos Quay montan esta exposición que inauguran en persona el 2 de octubre y con la que se sumergen en los universos de misterio y fantasia que han creado estos cuatro animadores universales, influencia clave en la obra de, por ejemplo, Tim Burton o Terry Gilliam.

Metamorfosis: Visiones Fantásicas de Švankmajer, Starewitch y los hermanos Quay  reúne por primera vez en España las marionetas, esculturas, dibujos, decorados y todo tipo de objetos usados en las películas de estos cuatro maestros, todos interrelacionados entre sí, influídos en primer lugar por el pionero ruso Ladislas Starewitch (1882-1965), de quien coge el relevo Jan Švankmajer (1934), muy admirado por los gemelos británicos Stephen y Timothy Quay (1947). También se hace referencia a las raíces literarias, artísticas y cinematográficas que les inspiraron sus mundos de miedo o de imaginación: los cuentos de hadas, los gabinetes de curiosidades, la alquimia o el ilusionismo.

La Casa Encendida ofrece además un exhaustivo programa paralelo de proyecciones y talleres hasta el cierre de la exposición el 11 de enero, que se puede consultar en http://www.lacasaencendida.es/es/grupo-eventos/exposicion-metamorfosis-visiones-fantasticas-starewitch-svankmajer-y-los-hermanos-quay-3823

Jan Švankmajer (Praga, 1934) es considerado probablemente como el animador más completo y coherente de su generación. Autor de películas como Posibilidades del Diálogo (1982), Algo de Alicia” (1988) o Los Conspiradores del Placer (1996), su obra ilustra como ninguna la función terapéutica, transgresora y resistente que el arte asumió al otro lado del Telón de Acero.La incomunicación, la burocracia, el sexo, los procesos digestivos, la escatología, el terror, la descomposición, la muerte, el absurdo y el humor negro son algunos de los elementos temáticos nucleares de sus subversivas películas. Pero el talento y la importancia de Jan Švankmajer, que se enmarca a sí mismo, explícitamente, en la tradición del surrealismo, trasciende su dimensión cinematográfica con la creación de una obra plástica ligada a sus películas.Educado en la fértil tradición del teatro checo de marionetas, su obra constituye un referente vanguardista de carácter singular, que bebe de numerosas fuentes (desde la hermenéutica a André Breton, pasando por el simbolismo, o los textos de Sade o Carroll), pero que desarrolla a su vez obsesiones personales absolutamente originales.Jan Švankmajer ha rodado más de treinta películas (cinco largometrajes), la mayor parte de ellas animadas. Su obra ha gozado de una gran reputación en el ámbito cinematográfico, reco¬nocimiento que estos últimos años se viene extendiendo al contexto de las artes plásticas con la multiplicación de exposiciones monográficas de su obra en museos de todo el mundo como el Garage Center for Contemporary Culture de Moscú, la House at the Stone Bell de Praga o la Kunsthalle de Viena.

La exposición "Metamorfosis" es una coproducción del Centre de Cultura Contemporánea de Barcelona, La Casa Encendida y la productora Athanor, entre otros.