Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

Programa

28/04/2018 12:00

Segunda sesión de cortos de Jiří Trnka en la Cineteca de Madrid

El ciclo que dedica la Cineteca de Madrid al genio de la animación checa Jiří Trnka concluye con la segunda de las dos sesiones de varios de sus cortos. El 28 de abril a las 12h, de nuevo se proyectan cortos de dibujos animados de su primera etapa, como ‘El saltador y los hombres de las SS’, junto a otros en stop motion de su último periodo, incluyendo la impresionante ‘La mano’, sobre la censura y la falta de libertad creativa en la antigua Checoslovaquia.

Programa
La abuela cibernética (Kybernetická babička, 1962)
La mano (Ruka, 1965)
El saltador y los hombres de las SS (Pérák a SS, 1946)
La canción de la pradera (Árie prérie, 1949)

Jiří Trnka (Pilsen, 1912 – Praga, 1969) fue un ilustrador, escenógrafo y director de animación clave para el cine checo y europeo. Famoso, especialmente por su cine de animación con marionetas con la técnica stop-motion, a lo largo de su carrera dirigió más de veinte películas, entre ellas seis largometrajes, estableciendo las bases del cine checo de animación. Se le conoció como el Walt Disney de Europa del Este, pero en realidad, su cine estaba a menudo dirigido hacia un público adulto. Entre sus cintas más famosas se encuentran Antiguas leyendas checas, la adaptación de Shakespeare El sueño de una noche de verano o La Mano. El cuidado puesto en los escenarios, la iluminación o el vestuario de las marionetas son un hito del cine animación. Aparte del cine, Trnka se dedicó también a la ilustración de libros. Durante su vida ilustró más de 130 libros, la mayoría de literatura infantil. Se hizo famoso gracias a su aportación a los cuentos de los Hermanos Grimm, Andersen, o a Alicia en el País de las Maravillas, así como a varias obras de Shakespeare.

De orígenes humildes, Trnka fue alumno en su Pilsen natal de uno de los más importantes marionetistas checos de la historia, Josef Skupa. Su maestro convenció a la familia de que enviara a estudiar a Trnka a la Escuela de Artes Aplicadas de Praga, (actual UMPRUM). En Praga se costeó sus estudios trabajando en el taller de grabado de Jaroslav Benda. Comenzó poco después su carrera como ilustrador, interviniendo en unas 130 publicaciones, la mayoría para niños, como cuentos de los hermanos Grimm, Andersen, La Fontaine o cuentos populares checos, pero también Shakespeare y Lewis Carroll. Llegó a conseguir el Premio Hans Christian Andersen por el conjunto de su carrera como ilustrador.

Como animador fundó el importante estudio Bratři v Triku junto a Eduard Hofman y Jiří Brdečka. Sus primeras películas eran dibujos animados que abarcaron desde el género infantil (El abuelo plantó una remolacha), una antinazi (El saltador y los hombres de las SS) o el cine experimental (El regalo), consiguiendo el Premio Especial del Jurado del primer Festival de Cannes. Pero en 1946 empezó a experimentar con el cine con marionetas junto a Břetislav Pojar, con el anhelo de expresarse con mayor libertad que con los dibujos animados. Su primer largometraje de este periodo, El año checo, consiguió numerosos premios internacionales, incluso en el Festival de Venecia. A partir de entonces el Estado empezó a subvencionar sus películas. Los siguientes cortos y largometrajes muestran una gran diversidad de ambientes y géneros, desde la China imperial de El ruiseñor del emperador al western paródico La canción de la pradera, Historia de un contrabajo, de Antón Chéjov, o El príncipe Bayaya, de Božena Němcová.

Trnka hace muñecos de expresión indefinida y, a diferencia de gran parte del cine de animación hecho hasta entonces, en el que se añadían elementos postizos para expresas emociones, que Trnka transmite con la iluminación, los ángulos de cámara y la banda sonora. 

En los años 50 recuperó la técnica de dibujos animados y experimentó con la stop-motion y las sombras chinescas, además de continuar con sus producciones con marionetas con la que se adentró en clásicos de la literatura checa como Antiguas leyendas checas, de Alois Jirásek o Las aventuras del Buen Soldado Švejk de Jaroslav Hašek. Su último largometraje data de 1959, El sueño de una noche de verano de William Shakespeare, con música de Václav Trojan y con marionetas hechas, no de madera, sino de un plástico especial, con el que empezó a experimentar Trnka.

En los años sesenta sus cortos adquieren un tono pesimista. Su último corto, La mano, es considerado su testamento artístico, una crítica abierta al régimen comunista checoslovaco, a sus directrices a los artistas y a la censura. A pesar de que no tuvo problemas con la censura en un principio, las cintas fueron finalmente confiscadas y prohibidas. Se conservó una copia gracias a un compañero de estudio.

Jiří Trnka murió a la corta edad de 57 años de una afección cardiaca.

Programa completo del ciclo
*
Todas las proyecciones comienzan a las 12h en la Sala Azcona de la Cineteca de Matadero Madrid.

7 de abril
El año checo

8 de abril
El ruiseñor del emperador

14 de abril
La aventuras del buen soldado Švejk 

15 de abril
El príncipe Bayaya

21 de abril
El sueño de una noche de verano

22 de abril (cortometrajes)
El arcángel Gabriel y la señora oca 
La pasión
El molino del diablo
El abuelo plantó una remolacha 

28 de abril (cortometrajes)
La abuela cibernética
La mano
El saltador y los hombres de las SS
La canción de la pradera

Ciclo organizado por Cineteca Madrid y Centro Checo de Madrid.

Más información: https://www.cinetecamadrid.com  

 

Lugar:

Plaza de Legazpi, 8, Madrid

Fecha:

28/04/2018 12:00

Organizador:

Centro Checo coorganiza el evento


Recordar evento

días antes