Česká centra, Czech Centres

Česká centra / Czech centres - logo

Novedades

Animac Vintage dedica un ciclo online a los chapuzas Pat y Mat

Niños y mayores podrán disfrutar desde casa las divertidas aventuras de Pat y Mat, los famosos antihéroes checos del bricolaje y las reformas. Desde el día 25 de mayo, los peculiares personajes de stop motion forman parte de la segunda entrega de Animac Vintage, apuesta del festival internacional de cine de Animación de Lleida Animac, para terminar de pasar el confinamiento con una sonrisa y los valores de compañerismo, amistad y optimismo de estos muñecos históricos del cine de animación checo.

Pat y Mat están unidos por una amistad y un optimismo desbordante. Tanto es así, que llevan más de 40 años alegrando las vidas no solo de los habitantes de la República Checa, sino de otros muchos países. En Holanda se los conoce como Buurman en Buurman y en Cuba responden al nombre de Los chapuceros. Un éxito internacional debido, también, a que el desarrollo de sus acciones no necesita apoyarse ningún tipo de diálogo para ser entendida por espectadores de cualquier parte del globo. En sus más de 100 episodios, Pat y Mat han resuelto gran cantidad de problemas pequeños mediante inventos de lo más complejo con una gran capacidad para sacar el máximo provecho de las peores situaciones, aunque con resultados no demasiado satisfactorios.

Esta serie infantil checa fue homenajeada hace un año en el festival Animac, donde contaron como invitados a Marek Beneš y Tereza Benešová, hijo y nieta del creador de estos personajes: Lubomír Beneš. Tres generaciones que se han ido pasando el relevo en el trabajo para que Pat y Mat no dejaran de hacer sus divertidas chapuzas. Marek y Tereza estuvieron en Lleida para proyectar algunos de los últimos capítulos de la serie, y trajeron los muñecos que actualmente utilizan para las animaciones.

 

Capítulos seleccionados para Animac Vintage:

Los chapuzas (Kuťáci, 1976)

Una lucha desigual (Nerovný souboj, 1979)

El gramófono (Gramofon, 1981)

La mudanza (Sťahovanie, 1982)

Con una sonrisa (S úsměvem, 1983)

La puerta (Dveře, 1990)

Los ciclistas (Cyklisti, 1992)  

El billar (Kulečník, 1994)

Un visitante inesperado (Nezvaný návštěvník, 2003)

Los baldosines (Obkladačky, 2015)

Los capítulos se podrán ver en la web de Animac: www.animac.cat

 

Pat y Mat es una de las producciones checas más conocidas de un género ya de por sí importante en el país, el stop-motion; que básicamente consiste en mover foto a foto a un muñeco delante de la cámara. La antigua Checoslovaquia tenía una gran tradición de teatro de títeres, que se remonta varios siglos. Cuando llegó el cine y los artistas se dieron cuenta de las posibilidades de la animación stop-motion, los checos tenían la ventaja de este legado como titiriteros, que les daba la oportunidad de crear historias cargadas de realismo mágico y cierto dramatismo a través de muñecos animados. Desde los años treinta hasta la actualidad se ha desarrollado una fuerte querencia cultural hacia este tipo de animación que ha convertido a la República Checa en un referente mundial en este ámbito. Entre los directores más destacados de la animación checa de muñecos, cabe mencionar a la pionera Hermína Týrlová, creadora de la hormiga Ferdy, a Karel Zeman, a quien se le ha dado el sobrenombre del George Méliès checo, por su increíble inventiva y desarrollo de los efectos visuales en sus películas, a Jiří Barta, un absoluto maestro realizador de un largometraje basado libremente en el cuento de El flautista de Hamelín y de otro centrado en juguetes que cobran vida, y a Jan Švankmajer, el genio del surrealismo que ha utilizado la stop-motion no solo para mover muñecos sino también para dar vida a recortables, figuras de porcelana, plastilina… ¡e incluso filetes!

Lubomír Beneš nació en Praga en 1935. Tras servir en el ejército, fue aceptado en los legendarios estudios de cine de animación Bratři v triku, donde aprendió todos los secretos de las películas animadas. Más tarde, en 1967, se unió al estudio de Jiří Trnka, donde un año después filmó su primera película de dibujos animados "Homo". Pasarían unos años antes de que realizase su primera película mediante stop motion, “Račte prominout”, pero desde aquel momento fue la técnica que utilizó de forma habitual para desarrollar sus proyectos, ya fueran adaptaciones de cuentos góticos como Muzikant a smrt (El músico y la muerte, 1984) o de mitos griegos como “Král a skřítek” de 1981, que trata la historia del rey Midas. Pero su creación más importante sería la de los personajes Pat y Mat, que debutaron en formato animado en 1976 en una serie que llevaba por título “A Je To!”, que podríamos traducir como ¡y ya está!, una frase que parecen decir los muñecos, pese a ser mudos, cada vez que terminan una de sus aventuras.

Texto: Adrián Encinas para Animac